Paridad en Acción

Junta General de Accionistas Mapfre 2013

09/03/2013


Sala de actos del evento de Mapfre 2013

ACTUALMENTE: 21 miembros en el CA. 1 Mujer. (4,76%) Ranking: 30º /33

****************************************************************************************************

 

11:50 a.m. del sábado 9 de Marzo.

 

 

Me dispongo a intentar recabar derechos de los accionistas que acuden a la Junta General anual de MAPFRE, que tendrá lugar a las 12:30 p.m. en el parque ferial IFEMA, pabellón 2, Madrid.

 

 

Tan solo dispongo de 200 acciones para poder realizar el cuestionario oportuno ante el Consejo de Administración de esta gran empresa y el resto de accionistas presentes, aunque preciso de 1.500 acciones en total, tarea complicada. Ante la dificultad, me crezco, y confío en que tendré suerte a las puertas del pabellón.

 

 

Me acompañan mi hijo de apenas 13 semanas, y mi marido. Es un intento desesperado por alcanzar la junta.

 

 

A las puertas del parking público del pabellón observamos la entrada de bastantes vehículos, muchos de ellos pertenecen a las gamas altas de conocidos fabricantes. No todos.

 

 

Encontramos sitio con facilidad y rápidamente me pongo a la tarea de alcanzar la entrada del pabellón número 2. Mi marido entre tanto, me espera con nuestro hijo en el coche. Es un día con viento y frío.

12:00 p.m., me acerco a la entrada dónde los accionistas deben identificarse previamente. Entablo conversación con una señora que acude a la Junta con su hija. Tras unos minutos de conversación, la señora menciona que acude como invitada y que no puede ayudarme. Es un momento complicado, puesto que quedan pocos minutos para el cierre e inicio de sesión y mis intentos siguen siendo fallidos.

 

 

No desespero y me acerco a la entrada, vigilada, dónde intento explicar la situación a las chicas de recepción. Rápidamente, se acerca un hombre interesándose por el asunto. El control de acceso es estricto y serio.

 

Cuando parece que no alcanzo mi objetivo se persona el Subdirector de Secretaría Central, el Sr. Álvarez de las Asturias Bohorques, compañero abogado, quien se muestra muy interesado.

 

 

Después de informarle brevemente del motivo que me ha llevado hasta allí, y de aquellas instituciones y compañeros que ya están preparados para asistir a otras juntas de otras empresas del IBEX35, El Sr. Álvarez, se ofrece voluntariamente para contestar a nuestro cuestionario debidamente, aunque no podrá ser en ese momento, obviamente debido a las circunstancias del evento que requieren su presencia y dedicación.

 

 

No es una victoria, pero tampoco es una derrota. Simplemente es un paréntesis. Al parecer MAPFRE no quiere ser menos, y está dispuesta a contestar nuestro formulario.

 

 

Acudo rápidamente al parking, mi hijo requiere de aquello que solo una madre puede darle, el pecho. Comento a mi marido la situación. Él mismo hace un par de intentos en el parking del parque ferial mientras alimento a mi hijo.

 

 

En primer lugar,  a una familia compuesta de abuelos y papás. Efectivamente, son accionistas que han acudido a la junta, pero no para participar, sino para recoger los obsequios que la firma otorga a la hora de personarse y acreditarse como accionista. Imposible recuperar las acreditaciones una vez entregadas. Desconocemos los obsequios que mueven a tantos accionistas, que detectamos porque todos ellos acuden al parking a recoger sus vehículos con bolsas características.

 

 

Mi marido vuelve a intentarlo con una pareja joven, sin éxito. En este caso mencionan no ser accionistas, aunque conocen el hecho de que el evento se produce en el pabellón número 2 del famoso recinto ferial madrileño.

 

 

Ya es demasiado tarde, han pasado las 12:30 p.m., y cualquier intento sería en vano.

 

 

Nos disponemos a abandonar el parking para regresar a casa. Mi hijo ha terminado de comer y mientras nos alejamos algo abatidos por el aparente fracaso, esperamos que el Sr. Álvarez, a través de su posición y su compromiso, medie para que podamos aportar a esta gran compañía un futuro mejor, para la propia compañía, para las mujeres del futuro Consejo de Administración, y para los accionistas.


 

 


Katharina Miller